Description: Description: Description: Description: http://2.bp.blogspot.com/_ZvF8TWxDpDw/S-WSA6nfLQI/AAAAAAAAAvY/VPxUvbEag_o/s400/LOGO+PARA+LOS+BLOGS.jpg

 

Bajo una dictadura, las elecciones no se pueden usar como instrumento para un cambio político significativo” – Dr. Gene Sharp

                                                                                                                                                    

Todo aquel que promueva la farsa electoral en beneficio del régimen (tal y como lo sugiere el propio Chávez) es considerado por nosotros un conchupante - un colaboracionista -,  sea por ignorancia o por traición.  Es imposible que exista un político profesional en Venezuela convencido de que se pueda combatir por esa vía y de manera efectiva, a un sistema tan infrahumano y experimentado como el castro-estalismo internacional.  Es pues nuestra misión combatir LA CONCHUPANCIA TRAIDORA en el entendido de que solo así podremos conducir al pueblo opositor a través de la resistencia cívica, activa, generalizada y sostenida.  Estamos totalmente convencidos de que es esa la estrategia adecuada, la que pone “a parir” a toda la plana mayor de una tiranía, desgastándolo y destruyéndole su gobernabilidad: no aquella (promovida por los sinvergüenzas de la MUD) que permite el contumaz Y DESCARADO fraude y la pertinaz legitimación del régimen de los Hnos. Castro en nuestro país.

 

 

El Progresismo

 

 

 

Ahora resulta que Henriqueto “Cantinflas” Radonski es “progresista”.  El problema está en que el grueso de los venezolanos no tiene la más remota idea de qué guarandiga es eso de ser “progresista”.  Suena a “progreso”.  ¡Qué chévere!  Henriqueto promueve el “progreso” y eso es cheverísimo.   Pero – de repente – la cosa no es así, tal y como podemos escuchar de boca de los grandes analistas norteamericanos, canadienses y hasta neozelandés que se incluyen en el video de arriba.

 

Como los vocablos “liberales”, “comunismo” y “socialismo” estaban tan prostituido, la izquierda más rancia se lanzó con esta nueva palabrita que suena cheverísima: “progresismo”.  Tal vez el Henriqueto Cantinflas Radonski no lo sepa… aunque lo ponemos en duda.  Como decía un chino en nuestro pueblo: “sabi masiao”.

 

Si la “campaña” que arracó los otros días fuera genuina y se estuviera “combatiendo” en igualdades de condiciones ante un “socialista duro”, venderse como “progresista” sería una estrategia genial, aunque habría que explicarle al colectivo qué guarandinga es esa y que nada tiene que ver con generar “progreso”.  En muchos caso lo que se genera es “atraso”.

 

Barack Hussein Obama II es el paladín del “progresismo” en Estados Unidos, es decir: representa el ala radical del Partido Demócrata, donde se esconden los izquierdistas más rancios: ¡los comunistas!

 

Un amigo analista que opera en Washington lo puso de esta manera: “No todos los demócratas son comunistas, pero todos los comunistas… son demócratas”.  Ahora son “progresistas”.  Cuando alguien nos menciona esa palabra, nos mencionan a Satanás: ¡Dios nos ampare!

 

Buscando información al respecto, nos internamos en la Enciclopedia Wikipedia.  Estas son las diferentes definiciones de “progresismo”.  Decidan ustedes dónde ubicar al Henriqueto.

 

El progresismo actual varía en sus posturas ampliamente.  En Europa representa un sinónimo de la “nueva izquierda”, de carácter democrático y no necesariamente marxista,q ue se amplía para defender ciertas posturas: aborto, libertad sexual, laicismo, ecologismo, regionalismo, etc.  En Amércia Latina, el progresismo está asociado a corrientes políticas complejas que promueven el nacionalismo, el antiimperialismo , incluso, el socialismo.  En Estados Unidos esxisten dos grupos distintos que disputan el uso del término progresista.  Pon un lado, se encuentra la militancia en el ala más radical del Partido Demócrata (los seguidores de Obama) y que promueven cambios sustantivos en lo económico y político.  Por otro lado, existe el movimiento progresista tradicional, que busca romper el bipartidismo y generar “cambios radicales” desde el centro, como por  ejemplo, cambios en la política inmigratoria y mayor intervención del estado en la economía.”

 

¿Cuál será la agenda que estos personajes se traen entre manos?  No se crean… tal vez nos hemos venido equivocando un poco.  Quién sabe.  Lo que nadie sabe es quién ganó las “primarias” de verdad-verdad, porque – beneficiosamente para “AMBOS” bandos – las pruebas fueron quemadas ahí mismito.  ¿Cómo van a estar los hermanos Castro interesados en determinar si hubo o no hubo fraude, cuando el “pre-candidato”, supuestamente victorioso, es quien más garantías le da al régimen castro-estalinista de Cuba: ¡parecemos locos! http://www.mrr.name/MensajeCastro.htm

 

Lo más recomendable es que durmamos con un ojo abierto… por si las moscas: por si las brujas vuelan de verdad-verdad y se nos meten por la rendija de la puerta.  En todo caso, la trampa… sea cual fuere, pronto saldrá, aunque podría ser demasiado tarde para Venezuela.

 

MATERIAL DE APOYO

Nuestra Propuesta de Lucha

*

El Manifiesto de La Liberación

 

*

Blog Político de Robert Alonso

 

*

Hemeroteca

 

*

Videoteca

Videos Recomendados

*

Cómo Comenzar una Revolución – La historia del Dr. Gene Sharp

 

*

La Conchupancia en el Socialismo del Siglo XXI

 

*

La Guarimba Lo Tiene Loco

 

*

La Guarimba de la Victoria

 

*

La Conchupancia en Bolivia

 

*

Advertencia de la Traición de Manuel Rosales en la farsa del año 2006

*

El Botón Amarillo en las Maquinitas de Chávez en EEUU

 

*

Chávez & Obama Advierten que Gobernarán por Decreto

 

*

Chávez & Obama Anuncian la Creación de Milicias

 

*

Las Amenazas de Castro a Venezuela

Ensayos & Artículos Recomendados

*

La Experiencia de Chile – Cap 4 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

La Guarimba – Cap 9 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

Los Paracachitos de Daktari – Cap 11 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

De la Dictadura a la Democracia – Ensayo del Dr. Gene Sharp

 

*

Estudio de la UCV sobre el Registro Electoral Permanente

 

*

Informe Técnico del Registro Electoral Permanente

 

*

Análisis de Iván Rojas sobre el Registro Electoral Permanente

 

*

El Crecimiento del Registro Electoral Permanente

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte I

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte II

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte III

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte IV

Libros Recomendados

*

Cómo se Perdió Venezuela – por Robert Alonso

 

*

Why We Are About to Lose the US to the Claw of Communism

Links Recomendados

*

Portal del 1776 Solidarity Movement

 

*

Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte I

 

*

Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte II

 

*

Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte I

 

*

Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte II

 

Pregunta al Candidato Henrique Capriles Radonski

 

“Candidato: el padrón electoral de Venezuela acusa hoy (y desde hace varios años) un registro de más de 18 millones de supuestos electores.  De usted ganar la presidencia de la república, suponemos que ese registro electoral – que ahora está celosamente guardado por los directivos del CNE – saldría a la luz pública.  Cuando el pueblo de Venezuela descubra que en él NO HABÍA MÁS DE 13 MILLONES DE ELECTORES VÁLIDOS REGISTRADOS, ¿cómo quedarán esos directivos quienes se prestaron para la farsa y el contumaz fraude? ¿Serían debidamente juzgado por haber incurrido en graves delitos electorales? En el caso de ser así, ¿cree usted que esos mismos directores del CNE estuvieran dispuestos a reconocerle su victoria el próximo 7 de octubre (de 2012), a sabiendas de que al destaparse la olla quedarán al descubierto como criminales y traidores a la patria… y terminarían tras las rejas?”

 

 

 La Libertad es costosa.  Debemos estar dispuestos a pagar su alto precio…

o a acostumbrarnos a vivir sin ella.”

                

                                                                                                                                                                                                                                          José Martí