Description: Description: Description: Description: http://2.bp.blogspot.com/_ZvF8TWxDpDw/S-WSA6nfLQI/AAAAAAAAAvY/VPxUvbEag_o/s400/LOGO+PARA+LOS+BLOGS.jpg

 

Bajo una dictadura, las elecciones no se pueden usar como instrumento para un cambio político significativo” – Dr. Gene Sharp

                                                                                                                                                    

Todo aquel que promueva la farsa electoral en beneficio del régimen (tal y como lo sugiere el propio Chávez) es considerado por nosotros un conchupante - un colaboracionista -,  sea por ignorancia o por traición.  Es imposible que exista un político profesional en Venezuela convencido de que se pueda combatir por esa vía y de manera efectiva, a un sistema tan infrahumano y experimentado como el castro-estalismo internacional.  Es pues nuestra misión combatir LA CONCHUPANCIA TRAIDORA en el entendido de que solo así podremos conducir al pueblo opositor a través de la resistencia cívica, activa, generalizada y sostenida.  Estamos totalmente convencidos de que es esa la estrategia adecuada, la que pone “a parir” a toda la plana mayor de una tiranía, desgastándolo y destruyéndole su gobernabilidad: no aquella (promovida por los sinvergüenzas de la MUD) que permite el contumaz Y DESCARADO fraude y la pertinaz legitimación del régimen de los Hnos. Castro en nuestro país.

 

 

El Juicio del Siglo

 

 

 

 

Parte I

 

 

 

Parte II

 

 

Parte III

 

 

 

Parte IV

 

 

Parte V

 

 

Entrevista a Robert Alonso

 

 

En 1976 y para deshacerse de un grupo de peligrosos generales cubanos  (“Los Generales de Castro”) que regresaban a Cuba luego de haber participado en la guerra de Angola, Fidel voló el avión que los transportaba… no sin antes colocar al equipo de esgrima cubano que acababa de arrasar en unas competencias deportivas caribeñas que se llevaron a cabo en Venezuela.

 

Los generales abordaron el avión de Cubana de Aviación en la Guyana de George Burnharm (quien falleció de cáncer poco después).  La aeronave había partido de Venezuela rumbo a Guayana, siguió vuelo a Trinidad, hizo escala en Barbados y seguiría a Cuba pasando por Jamaica.  Era un vuelo de los que llaman “lechero”.   El sabotaje ocurrió a cinco millas – en aguas internacionales – frente a las costas de Barbados.

 

Hernán Ricardo, un mercenario soplón que trabajaba lo mismo para Castro que para los anti-castrista, era asalariado de la DISIP.  Su jefe inmediato era entonces el Comisario General Orlando García, alias “El Agente Bolívar”, un agente de Castro que dirigió la DISIP y fue jefe de la seguridad personal de Carlos Andrés Pérez  durante su primer gobierno.  Fue el Comisario García quien ejecuta la orden – emanada de La Habana – de volar el avión, para lo cual contrató en Miami a Ricardo Morales Navarrete, alias “El Mono”.

 

García maquinó todo como si se tratase de una novela de intriga.  Hizo ir a Venezuela, con un pasaporte falso emitido por la DISIP, al Dr. Orlando Bosch Ávila… con la promesa que le cuadraría una cita con el Presidente Pérez, con la esperanza de obtener financiamiento para su “Lucha por los Caminos del Mundo”.  Una vez en Caracas y para que velara por su bienestar físico, mientras se encontraba en Venzuela, Orlando Bosch contrató los servicios de Luis Posada Carriles, quien tenía una empresa de seguridad e investigaciones llamada “Icica”.

 

Hernán Ricardo, un doble-agente encargado de chivatear todo lo que Posada hacía, era empleado a medio tiempo de Posada, alias “El Bambi”.

 

Orlando García le ordenó a Hernán Ricardo (quien además era fotógrafo de la Cadena Capríles), que viajara en el avión donde se llevaría a cabo el sabotaje, con la “misión” de tomarles fotos a todos los que viajarían en él… y morirían en el sabotaje.

 

Bajo este escenario “circunstancial”, minuciosamente planificado por el “Agente Bolívar”, le fue muy fácil a la “justicia” venezolana montar un caso y acusar a Ricardo, Bosch y Posada por la voladura del avión cubano.  Un cuarto infeliz fue involucrado en los hechos: el también-fotógrafo Freddy Lugo, como solía decir irónicamente Ricardo (quien era mestizo): "el negrito de la partida… quien nos cargaba las maletas”.

 

En el año 1985, Robert Alonso fue contratado por el gobierno de Luis Herrera Campíns para producir un documental que demostrara la inocencia de los cuatro indiciados, con la finalidad de justificar ante el mundo, la absolución definitiva de los mismos… solo que el caso se fue complicando políticamente y hasta el propio dictador Augusto Pinochet le agarró miedo al sátrapa de Guanabacoa.

 

El juicio duró once años, convirtiéndose así en el de mayor duración en la historia jurídica del continente americano y, tal vez, del mundo.  A los siete años de injusto encierro, y luego de haber sido absuelto por una corte militar, Luis Posada Carriles se fugó de su celda de “máxima seguridad” (máxima seguridad bajo los parámetros “chimbos” venezolanos) y se refugió en el escenario de guerra de la América Central.  Orlando Bosch fue absuelto de sus cargos por la supuesta autoría intelectual; Ricardo y Lugo fueron condenados a 20 años de prisión y puestos en libertad una vez que cumplieron las ¾ partes de sus respectivas condenas.

 

Arriba hemos publicado las cinco partes del documental sobre ese eterno juicio y la entrevista que le hiciera María Elvira Salazar a Robert Alonso, quien – además – escribió el libro “Los Generales de Castro” bajo el formato de “historia novelada”, en el cual se pretendió explicar cómo, quiénes y por qué se voló aquella aeronave.

 

Es de hacer notar que la entrevista Robert Alonso-María Elvira Salazar fue grabada una noche en tres partes.  Solamente se transmitió la primera de ellas y se ignoran las razones por las cuales no se transmitió el resto de las mismas.  Entre los escenarios que se manejaron para explicar tal decisión estuvo la “auto-censura” del canal para el cual trabajaba la polémica periodista puertorriqueña.  Otro posible escenario fue el de la amenaza por parte de Castro.

 

MATERIAL DE APOYO

Nuestra Propuesta de Lucha

*

El Manifiesto de La Liberación

 

*

Blog Político de Robert Alonso

 

*

Hemeroteca

 

*

Videoteca

Videos Recomendados

*

Cómo Comenzar una Revolución – La historia del Dr. Gene Sharp

 

*

La Conchupancia en el Socialismo del Siglo XXI

 

*

La Guarimba Lo Tiene Loco

 

*

La Guarimba de la Victoria

 

*

La Conchupancia en Bolivia

 

*

Advertencia de la Traición de Manuel Rosales en la farsa del año 2006

*

El Botón Amarillo en las Maquinitas de Chávez en EEUU

 

*

Chávez & Obama Advierten que Gobernarán por Decreto

 

*

Chávez & Obama Anuncian la Creación de Milicias

 

*

Las Amenazas de Castro a Venezuela

Ensayos & Artículos Recomendados

*

La Experiencia de Chile – Cap 4 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

La Guarimba – Cap 9 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

Los Paracachitos de Daktari – Cap 11 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

De la Dictadura a la Democracia – Ensayo del Dr. Gene Sharp

 

*

Estudio de la UCV sobre el Registro Electoral Permanente

 

*

Informe Técnico del Registro Electoral Permanente

 

*

Análisis de Iván Rojas sobre el Registro Electoral Permanente

 

*

El Crecimiento del Registro Electoral Permanente

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte I

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte II

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte III

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte IV

Libros Recomendados

*

Cómo se Perdió Venezuela – por Robert Alonso

 

*

Why We Are About to Lose the US to the Claw of Communism

Links Recomendados

*

Portal del 1776 Solidarity Movement

 

*

Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte I

 

*

Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte II

 

*

Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte I

 

*

Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte II

 

Pregunta al Candidato Henrique Capriles Radonski

 

“Candidato: el padrón electoral de Venezuela acusa hoy (y desde hace varios años) un registro de más de 18 millones de supuestos electores.  De usted ganar la presidencia de la república, suponemos que ese registro electoral – que ahora está celosamente guardado por los directivos del CNE – saldría a la luz pública.  Cuando el pueblo de Venezuela descubra que en él NO HABÍA MÁS DE 13 MILLONES DE ELECTORES VÁLIDOS REGISTRADOS, ¿cómo quedarán esos directivos quienes se prestaron para la farsa y el contumaz fraude? ¿Serían debidamente juzgado por haber incurrido en graves delitos electorales? En el caso de ser así, ¿cree usted que esos mismos directores del CNE estuvieran dispuestos a reconocerle su victoria el próximo 7 de octubre (de 2012), a sabiendas de que al destaparse la olla quedarán al descubierto como criminales y traidores a la patria… y terminarían tras las rejas?”

 

 

 La Libertad es costosa.  Debemos estar dispuestos a pagar su alto precio…

o a acostumbrarnos a vivir sin ella.”

                

                                                                                                                                                                                                                                          José Martí