Description: Description: Description: Description: http://2.bp.blogspot.com/_ZvF8TWxDpDw/S-WSA6nfLQI/AAAAAAAAAvY/VPxUvbEag_o/s400/LOGO+PARA+LOS+BLOGS.jpg

 

Bajo una dictadura, las elecciones no se pueden usar como instrumento para un cambio político significativo” – Dr. Gene Sharp

                                                                                                                                                    

Todo aquel que promueva la farsa electoral en beneficio del régimen (tal y como lo sugiere el propio Chávez) es considerado por nosotros un conchupante - un colaboracionista -,  sea por ignorancia o por traición.  Es imposible que exista un político profesional en Venezuela convencido de que se pueda combatir por esa vía y de manera efectiva, a un sistema tan infrahumano y experimentado como el castro-estalismo internacional.  Es pues nuestra misión combatir LA CONCHUPANCIA TRAIDORA en el entendido de que solo así podremos conducir al pueblo opositor a través de la resistencia cívica, activa, generalizada y sostenida.  Estamos totalmente convencidos de que es esa la estrategia adecuada, la que pone “a parir” a toda la plana mayor de una tiranía, desgastándolo y destruyéndole su gobernabilidad: no aquella (promovida por los sinvergüenzas de la MUD) que permite el contumaz Y DESCARADO fraude y la pertinaz legitimación del régimen de los Hnos. Castro en nuestro país.

 

 

Los Gallos Tapados de Chávez

 

 

 

Hugo Chávez se “ha medido” (de mentirita) dos veces; la primera, “ante” Francisco Arias Cárdenas, su compadre y compinche en la farsa electoral del año 2000, a raíz de la promulgación de la Constitución Bolivariana, llamada – cariñosamente – “La Bicha”.  La segunda, ante el GRAN TRAIDOR DE TRAIDORES, Manuel Rosales, a quien en su momento y con la debida ANTELACIÓN, lo denunciamos ante el pueblo venezolano.

 

Chávez está a punto de “medirse” nuevamente, esta vez el 7 de octubre de este mismo año, 2012 y ante un NUEVO COLABORACIONISTA, el CONCHUPANTE MAYOR DEL MOMENTO, Henrique Capriles, a quien – cariñosamente – llamamos con el remoquete de “Henriqueto Cantinflas Radonski”, para calificarlo de una manera bastante “light”, tomando en cuenta que es la herramienta clave para una próxima legitimación del régimen de los hermanos Castro en Venezuela, el mismo que le aseguró a los cubanos que de él ganar la presidencia y ser reconocida y aceptada su victoria (algo que él sabe de sobra que sería total y absolutamente IMPOSIBLE), nada cambiaría en las relaciones Cuba-Venezuela y se respetarían los convenios apátridas firmados entre el íncubo de Sabanetas y los sátrapas de Guanabacoa.

 

No crean ustedes que es una táctica original de Chávez… eso de conseguirse el “candidato” para que lo “enfrente” en una de sus tantas farsas comiciales.  Ni siquiera es una táctica de su mentor, Fidel Castro y de sus asesores, como la Marta Harnecker.  Como podrán conocer de boca del periodista dominicano-estadounidense, Oscar Haza, Joaquín Balaguer la implementó en la República Dominicana durante 10 años.  Así cualquiera gana elecciones, sobre todo cuando los líderes de “la oposición” se acoplan a la farsa y convalidan el fraude, una y otra vez.

 

MATERIAL DE APOYO

Nuestra Propuesta de Lucha

*

El Manifiesto de La Liberación

 

*

Blog Político de Robert Alonso

 

*

Hemeroteca

 

*

Videoteca

Videos Recomendados

*

Cómo Comenzar una Revolución – La historia del Dr. Gene Sharp

 

*

La Conchupancia en el Socialismo del Siglo XXI

 

*

La Guarimba Lo Tiene Loco

 

*

La Guarimba de la Victoria

 

*

La Conchupancia en Bolivia

 

*

Advertencia de la Traición de Manuel Rosales en la farsa del año 2006

*

El Botón Amarillo en las Maquinitas de Chávez en EEUU

 

*

Chávez & Obama Advierten que Gobernarán por Decreto

 

*

Chávez & Obama Anuncian la Creación de Milicias

 

*

Las Amenazas de Castro a Venezuela

Ensayos & Artículos Recomendados

*

La Experiencia de Chile – Cap 4 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

La Guarimba – Cap 9 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

Los Paracachitos de Daktari – Cap 11 de “Cómo se Perdió Venezuela”

 

*

De la Dictadura a la Democracia – Ensayo del Dr. Gene Sharp

 

*

Estudio de la UCV sobre el Registro Electoral Permanente

 

*

Informe Técnico del Registro Electoral Permanente

 

*

Análisis de Iván Rojas sobre el Registro Electoral Permanente

 

*

El Crecimiento del Registro Electoral Permanente

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte I

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte II

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte III

 

*

La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte IV

Libros Recomendados

*

Cómo se Perdió Venezuela – por Robert Alonso

 

*

Why We Are About to Lose the US to the Claw of Communism

Links Recomendados

*

Portal del 1776 Solidarity Movement

 

*

Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte I

 

*

Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte II

 

*

Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte I

 

*

Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte II

 

Pregunta al Candidato Henrique Capriles Radonski

 

“Candidato: el padrón electoral de Venezuela acusa hoy (y desde hace varios años) un registro de más de 18 millones de supuestos electores.  De usted ganar la presidencia de la república, suponemos que ese registro electoral – que ahora está celosamente guardado por los directivos del CNE – saldría a la luz pública.  Cuando el pueblo de Venezuela descubra que en él NO HABÍA MÁS DE 13 MILLONES DE ELECTORES VÁLIDOS REGISTRADOS, ¿cómo quedarán esos directivos quienes se prestaron para la farsa y el contumaz fraude? ¿Serían debidamente juzgado por haber incurrido en graves delitos electorales? En el caso de ser así, ¿cree usted que esos mismos directores del CNE estuvieran dispuestos a reconocerle su victoria el próximo 7 de octubre (de 2012), a sabiendas de que al destaparse la olla quedarán al descubierto como criminales y traidores a la patria… y terminarían tras las rejas?”

 

 

 La Libertad es costosa.  Debemos estar dispuestos a pagar su alto precio…

o a acostumbrarnos a vivir sin ella.”

                

                                                                                                                                                                                                                                          José Martí