Description: Description: Description: Description: http://2.bp.blogspot.com/_ZvF8TWxDpDw/S-WSA6nfLQI/AAAAAAAAAvY/VPxUvbEag_o/s400/LOGO+PARA+LOS+BLOGS.jpg

 

Bajo una dictadura, las elecciones no se pueden usar como instrumento para un cambio político significativo” – Dr. Gene Sharp

                                                                                                                                                    

Todo aquel que promueva la farsa electoral en beneficio del régimen (tal y como lo sugiere el propio Chávez) es considerado por nosotros un conchupante - un colaboracionista -,  sea por ignorancia o por traición.  Es imposible que exista un político profesional en Venezuela convencido de que se pueda combatir por esa vía y de manera efectiva, a un sistema tan infrahumano y experimentado como el castro-estalismo internacional.  Es pues nuestra misión combatir LA CONCHUPANCIA TRAIDORA en el entendido de que solo así podremos conducir al pueblo opositor a través de la resistencia cívica, activa, generalizada y sostenida.  Estamos totalmente convencidos de que es esa la estrategia adecuada, la que pone “a parir” a toda la plana mayor de una tiranía, desgastándola y destruyéndole su gobernabilidad: no aquella (promovida por los sinvergüenzas de la MUD) que permite el contumaz Y DESCARADO fraude y la pertinaz legitimación del régimen de los Hnos. Castro en nuestro país.

 

 

¡Las bardas de EEUU!

 

 

 

 

Desde hace un tiempo a la fecha, he comenzado a escribir mucho sobre el gravísimo peligro que enfrenta el –“por ahora” – país más poderoso del planeta Tierra, Estados Unidos de América, de caer en las garras del comunismo internacional, muchísimo más agresivas, estas garras, que las que – “por ahora” – hemos conocido en Venezuela… algo que para la mayoría de los venezolanos suena a fábula, al producto de una mente “reaccionaria”, radical y extremista, como la mía.

 

En los últimos años, desde que llegué a este país en abril de 2004, me he dedicado a recorrerlo de cabo a rabo, dando conferencias y discursos sobre esta nueva mutación del comunismo en lo que nosotros llamamos allá abajo “Socialismo del Siglo XXI” y aquí arriba mientan “Progresismo” (visite el portal del Partido Comunista de EEUU al respecto de “Progresismo” en el cual se lee: “El Partido Comunista (de EEUU) ha tenido una historia sin precedentes en el movimiento progresista de los Estados Unidos”).

 

No pocos norteamericanos piensan que tanto el “Progresismo” como el “Socialismo del Siglo XXI” vienen siendo un “comunismo light”… una especie de cáncer no-maligno o poco agresivo, el cual se puede controlar con quimioterapia o radioterapia política y, en el peor de los casos, con la ayuda del Santísimo.  Y no crean que estoy “mamando gallo” (tomándoles el pelo).  He sido invitado, en varias oportunidades, a “vigilias evangélicas” para orar toda una noche para que Nuestro Señor proteja a Estados Unidos de los “ateos de la Casa Blanca” y preserve la democracia en la meca – “por ahora” – del capitalismo: ¡del libre mercado!

.

.

 

Credibilidad en Peligro

Algunos lectores venezolanos (en su totalidad ignorantes sobre “el proceso” norteamericano emprendido por el Presidente Barack Hussein Obama II) me han escrito para advertirme del peligro que corro de perder credibilidad, al asegurar que Estados Unidos está a un pasito CORTO de tornarse comunista… o “progresista”, que para el caso sería lo mismo.  Por un lado, mis aseveraciones rompen paradigmas y esquemas necesarios para la supervivencia espiritual y mental – “por ahora” – de gran parte de los venezolanos, que TODAVÍA está pensando que las pajaritas son preñables, al considerar la posibilidad que “los marines” desembarquen en Venezuela, luego de las atroces denuncias de Su Señoría Eladio Aponte Aponte, la supuesta-inminente muerte de Chávez y el control OFICIAL del poder por parte del Cartel de los Soles, subordinado al PODER SUPREMO de los Hnos. Castro.

 

Déjenme asegurarles, aun a costa de mi credibilidad, que la DEA, la CIA, el FBI y la YMCA saben más de cómo se bate el cobre en materia de narcotráfico en Venezuela que el propio Aponte.   Es más, todas esas instituciones mencionadas arriba, saben más sobre el panorama político venezolano que la inmensa mayoría de los venezolanos.  Lo mismo es válido para el resto del Primer Mundo.

 

En el año 2003, Hugo Chávez – en cadena nacional de radio y televisión – entregó los contratos que, A DEDO, él mismo les había otorgado a numerosas empresas multinacionales con bases en EEUU, Italia, Francia, Canadá, Gran Bretaña y Alemania (si mal no estoy y no se me escapa algún otro país), para la explotación de la Plataforma Deltana, donde se encuentran los mayores yacimientos de gas natural del mundo.  La inmensa mayoría de los venezolanos JAMÁS había escuchado hablar de la fulana plataforma y ya estas empresas foráneas (entre ellas la “Halliburton” controlada por el Clan Bush) tenían ubicados los pedazos del pastel que explotarían en dicha plataforma y habían firmado los ilegales e inconstitucionales contratos con el régimen castro-estalinista de Venezuela, sin licitaciones previas… sin la aprobación de “la asamblea”: ¡así de sencilla es la guarandinga en materia informática global!  Una manera MUY CASTRISTA, por cierto, de “asociarse” de manera ilegal y perversa, con las grandes empresas del mundo industrializado… muy conveniente para el momento en que necesiten de su ayuda “globalizada”.

 

Cuando Aponte Aponte se siente en la mesa de la DEA, frente a varios testigos – como es lo usual en estos casos – a disparar mentiras, verdades, medias mentiras y medias verdades… o “verdades maquilladas”, no asombrará ni engañará a nadie.  Tal vez lo interesante de su “concierto” radique en que por primera vez se podrá configurar una denuncia concreta… para tenerla a mano (o en archivo) si es que llegase a serle útil al gobierno norteamericano contra elementos puntuales o no y en un futuro cercano, mediano o lejano: ¡muy lejano!

 

Ahora bien: de ahí a pensar que YA LOS GRINGOS INVADIRÁN VENEZUELA, como hicieron en épocas de Ronald Reagan en Panamá, hay un gran trecho.  Ni Barack Hussein Obama II es Ronald Wilson Reagan, ni el gobierno de EEUU y el mundo de hoy se parecen a aquellos de los años ochenta.  Además, ni siquiera entonces, Reagan – “El Duro” – arremetió contra la cabeza de la serpiente, la Cuba de los Hnos. Castro, limitándose a un mateo mediático, cortándole un pedacito de la colita a la culebra.  Los Castro se apresuraron a mover la mata, fusilando al General Arnaldo Ochoa, “aplacando” así la ira del Norte, algo que perfectamente podría suceder muy pronto en Venezuela – si acaso – para que todo quede en familia y volvamos a la más absoluta “normalidad”: el petróleo venezolano fluyendo regularmente a Estados Unidos y las multinacionales chupando de la teta venezolana, junto a Cuba, China, Rusia e Irán… “por ahora”.

 

Digo esto porque ya se están escuchando cantos de sirenas por todas partes, creando personajes fantásticos al estilo del Imperio Romano… reviviendo los partes médicos del sátrapa de Sabaneta, contando los pollos antes de nacer; mareando y guaraleando al grueso de los venezolanos para que no piense en lo que tiene que pensar y siga haciendo lo que siempre ha hecho.  Del pobre Henrique ya ni se habla.  “Nuestro” candidato brincando pozos por el llano, comiendo sancocho con los pescadores margariteños; la María Corina Machado dando brincos en la tarima del PSUV y nuestros ranchos ardiendo a más no poder… Diego Arria tomando cafecitos y nosotros, todos, pensando que ya por ahí vienen los “marines” tocando la trompeta, sin tomar en cuenta que “quando Garibaldi suona la tompeta, tutti gli italiani si facen la puñeta!

 

En tal sentido, he querido publicarles el video solitario de arriba, donde se puede apreciar cómo piensan muchos, millones de norteamericanos, sobre el futuro de su país, comparando a Obama con Chávez.  No se requieren comentarios anexos.   A mí, particularmente, me pareció más que interesante el enfoque de este periodista norteño… seguro estoy de que habrá muchos en Venezuela que sientan lo mismo cuando vean el video. Desafortunada e increíblemente, son demasiados los norteamericanos que piensan que las Naciones Unidas (ya no los “marines”) no permitirían un régimen rojo-rojito en EEUU.  Las esperanzas de defensa ya no están puestas ni en las fuerzas armadas ni el Congreso norteamericano… mucho menos en la Corte Suprema de este país (controlada ya por “el enemigo” en pleno), puesto que estas instituciones no dan señales de vida, de reaccionar ante los abrumadores hechos que día-a-día escandalizan a la opinión pública gringa: la gran prensa guarda el más absoluto y cómplice silencio y la conchupancia (que aquí ya le llamamos “co-suckerism”) está galopando por todos los rincones del acontecer político.

 

En el primer video del trío, a la izquierda, vemos cómo “nuestro presidente” está anunciando su decisión de gobernar por decreto y en el mismo video hemos editado la imitación que le hiciera (por esa misma época y  bajo la misma excusa) Obama sobre la materia, corroborando la “sospecha” expuesta por el protagonista de ese primer video de arriba, el solitario.   Ambos mandatarios (Chávez y Obama) aprovecharon un “cambio” de escenario en el plano parlamentario para solicitar del parlamento saliente dichos poderes especiales, sin embargo, ahora sabemos que no había necesidad de obtener poderes especiales para gobernar por decreto, porque los nuevos parlamentarios de ambos países (EEUU y Venezuela) se cuadraron rápidamente con la posición “oficialista”, tal y como hemos venido observando en EEUU con leyes tan escandalosas como la S1867 (llamada “National Defense Authorization Act” o “Acta de Autorización para la Defensa Nacional”) y, entre muchas otras: la S1698 / H.R. 3166 (llamada “The Enemy Expatriation Act” o “Acta de Expatriación del Enemigo”), siendo lo MÁS INCREÍBLE en ambos casos, que fueron leyes propuestas por dos republicanos; el Senador John McCain (ex “candidato” presidencial en las elecciones del año 2008) y por el Diputado Charles Dent de Pennsylvania… al más puro estilo de la conchupancia norteamericana.  Ver importante video titulado “Estados Unidos, un Estado Policial”.

 

El segundo video del trío, nos muestra a Chávez y a Obama, ambos, amenazando a sus respectivas naciones con una milicia civil, popular; en el caso de las milicias de Obama, con un presupuesto igual al de las fuerzas armadas regulares de ese país, el más alto del mundo.  Las milicias de Chávez dan risas… las de Obama: ¡terror!  En los próximos días mostraré ambos contingentes para que no puedan dormir tranquilos por un largo tiempo, a ver si se avispan y se sublevan de una buena vez.  Una vez más, INCREÍBLEMENTE, el anuncio (la amenaza) de Obama de crear unas milicias (civiles) que contarían (o cuentan ya) con un presupuesto SIMILAR al del estamento militar regular norteamericano, no alborotó NI A UN SOLO OFICIAL ACTIVO de las fuerzas armadas más poderosa del globo terráqueo… tampoco provocó UN SOLO ARTÍCULO DE ALERTA por parte de la “gran prensa” norteamericana, totalmente cuadrada con el oficialismo… incluyendo ya a “Fox” (el “Globovisión” norteamericano).  Lo que es MÁS IMPORTANTE: la manipulación y el ADOCTRINAMIENTO de los niños norteamericanos, por parte del equipo de Obama, como ya hace tiempo está sucediendo en Venezuela a través de los “Círculos Bolivarianos Infantiles”, no ha levantado polvoreda al norte del Río Grande.  Por mi parte, un abuelo loco, reaccionario, extremista y radical, quien cada día pierde más credibilidad entre sus lectores venezolanos (según aquellos que me escriben alegando y asegurando tal cosa), me esmero en que mis nietos aprendan canciones muy diferentes.  Hace años, AÑOS, vengo alertando a padres y abuelos venezolanos para que eviten, A TODA COSTA, el envenenamiento de las mentes de nuestros niños, como sucede en Cuba y ahora, en Estados Unidos de América.

 

El 8 de octubre del año 2010, el Presidente Barack Hussein Obama II se dirigió a todos los estudiantes de las escuelas públicas de Estados Unidos a través de una video-conferencia.  Suponemos que como el condado de Miami-Dade está saturado de cubanos anti-castroestalinistas (como es el caso de nuestra familia), la directora del colegio de nuestros hijos (también cubana exiliada), consideró pertinente enviarnos una advertencia (vía grabación telefónica) a través de la cual nos aseguraba que nuestros hijos NO ESTABAN OBLIGADOS a escuchar el discurso de Obama; jamás un presidente norteamericano se había dirigido masivamente a los estudiantes de bachillerato y de primaria de las escuelas públicas… y, además: ¿por qué la directora de la escuela de nuestros hijos (Ferguson High School, en Kendall, Miami) consideró pertinente dirigirse a los padres para que éstos decidieran si sus hijos debían o no escuchar al señor presidente? ¿Qué de malo pudo haber tenido el mensaje de Obama? ¿Se trataba de un mensaje institucional o meramente político?.  Por supuesto, nosotros le enviamos una nota en la cual le pedíamos a la directora que EVITARA A TODA COSTA que nuestros hijos (los dos: Ale & Kiko) presenciaran la alocución audiovisual del presidente.  Luego nos enteramos que el 90% de los padres, en un colegio público con casi CUATRO MIL ALUMNOS, había solicitado lo mismo.

 

Quiero dejar claro que NO ESCRIBO PARA CAPTAR ADEPTOS… no me interesa tener o no credibilidad.  Me siento impelido a ALERTAR… a SEGUIR ALERTANDO a mis lectores sobre los peligros que considero corren ellos y sus respectivas familias, sus hijos y nietos.  Si pierdo credibilidad al ALERTAR a mis lectores, que así sea.  Pierdo credibilidad, PERO DUERMO TRANQUILO y conforme con haber cumplido con lo que creo es mi obligación… y de haber luchado, en todas las formas posibles, por Venezuela: la patria donde crecí y donde nacieron nuestros cuatro hijos y un nieto.

 

El último de los tres videos, el de la derecha, ya lo he publicado en otras oportunidades.  Se trata de un corto discurso que di ante una asamblea de los Tea Party en Palm Beach, Florida.  Tampoco merece la pena grandes comentarios, más allá  de resaltar el hecho que comienzo las palabras advirtiendo el peligro generalizado de colocar las esperanzas libertarias en elementos foráneos.

 

En esto de alertar sobre la “compra-venta” de falsas esperanzas no estoy solo, ni soy el único loco y/o extremista suelto en la carretera.  Al menos me acompaña uno: el sacerdote católico Pedro Freites Romero.   Hay dos tipo de personajes que gustan de promover las falsas esperanzas (como esa que ahora está de moda en la cual un tal Lucio Quincio Cincinato, reencarnado hoy en un general activo venezolano, nos va a sacar del horror): los imbéciles y los cipayos… claro que existen cipayos quienes, además, son imbéciles, por supuesto.  Se da el fenómeno de “loros cibernéticos” quienes “rebotan” tanto las falsas esperanzas como los alertas sobre ellas y, según ellos, lo hacen en honor al “balance informativo”.  Habría que determinar dónde ubicar a estos individuos a quienes les da nota rebotar lo que otros escriben, muchas veces sin evaluar sus contenidos ni, sobre todo, sus consecuencias. 

 

 Al respecto de fijar las esperanzas en un factor externo, lejos del estamento civil, el Dr. Gene Sharp nos advierte:


“Muchas personas que actualmente están padeciendo bajo una dictadura, o que han tenido que exiliarse para escapar de sus garras, no creen que los oprimidos puedan liberarse por sí mismos.  Ellos no esperan que su pueblo pueda ser liberado sino por la acción de otros.  Ponen su confianza en las fuerzas extranjeras.  Creen que sólo una ayuda internacional puede ser lo bastante fuerte como para derribar a los dictadores.”

 

“Esa visión de que los oprimidos son incapaces de actuar eficazmente es algunas veces correcta por tiempo limitado.  Como hemos apuntado, con frecuencia la población sometida no quiere la lucha y está temporalmente incapacitada para ella, porque no tiene confianza en su propia capacidad de enfrentar la feroz dictadura y no ve una manera razonable de salvarse por su propio esfuerzo.  En consecuencia, no es extraño que confíe sus esperanzas de liberación a la acción de otros.  Las fuerzas externas pueden ser: la opinión pública, las Naciones Unidas, un país en particular o sanciones internacionales económicas y políticas.”

 

“Una situación así puede parecer consoladora, pero existen graves problemas en cuanto a la confianza depositada en un salvador foráneo.  Esa confianza puede estar puesta en un factor totalmente errado.  Por lo general, no van a llegar salvadores extranjeros.  Si interviene otro estado, probablemente no deba confiarse en él.”

 

“Hay unas cuantas ásperas realidades con respecto a esa confianza en la intervención extranjera que habría que destacar aquí.”

 

“Los estados extranjeros podrían involucrarse activamente para fines positivos sólo cuando hubiere un movimiento interno que ya haya comenzado a sacudir la dictadura y logrado que la atención internacional se enfoque sobre la índole brutal del gobierno.” (Dr. Gene Sharp, “De la Dictadura a la Democracia”, Capítulo I, página 6 a partir del tercer párrafo).

 

Por cierto, al igual que en la Biblia, en el ensayo del Dr. Sharp (“De la Dictadura a la Democracia”), se puede encontrar una cita para cada caso.  Tomemos, por ejemplo, parte de lo que ahí nos asegura el Dr. Sharp sobre las elecciones bajo una dictadura:

 

“Bajo una dictadura las elecciones no se pueden utilizar como instrumento para un cambio político significativo.”  (Dr. Gene Sharp, “De la Dictadura a la Democracia”, Capítulo I, página 6 a partir del segundo párrafo).  Todavía, hoy en día, no pocos líderes de la “oposición” venezolana, “loros cibernéticos” y demás personajes del zoológico en el cual se ha convertido Venezuela, insisten en ignorar al Dr. Sharp.  Valdría la pena revisar qué nos recomienda Sharp sobre las “negociaciones” entre la oposición y la dictadura, cuando el dictador y su régimen se tambalean; un tema ¿qué desconocían nuestros líderes? durante la etapa crucial de “La Guarimba”, comenzando la primera semana de marzo del año 2004, cuando la “Coordinadora Democrática” se sentó en la mesa para “negociar” con el entonces-tambaleante dictador, tirándole así la toalla y salvándolo del inminente derrocamiento.   Vale la pena, además, echarle un vistazo al documental “Cómo Comenzar una Revolución”… y si no quieren leer mucho, bajen – gratuitamente – el Capítulo 12 del libro “Cómo se Perdió Venezuela”, el cual trata sobre LA RESISTENCIA basada en los postulados del Dr. Gene Sharp.

 



.

.

 

Como para ir “rematando”, aunque hay muchísimo más material (de lectura y audiovisual) al respecto, veamos ambos videos de arriba.  En el de la izquierda vemos al Presidente Obama atacando al “Libre Mercado”, algo totalmente INSÓLITO en la meca del “Libre Mercado”, equivalente a haber escuchado entonces de boca de Joseph Stalin que el comunismo no funcionaba… que jamás había funcionado.  Si Stalin hubiera dicho tal cosa desde la posición de premier de la Unión Soviética, el pueblo soviético hubiera pensado – sin duda alguna – que el comunismo estaba a punto de desaparecer en la meca de esa infernal ideología, por lo que imaginarnos que en EEUU el “Libre Mercado” está a punto de desaparecer de este país no sería una deducción muy extremista, luego de escuchar de boca del Presidente Obama que el “Libre Mercado” no funciona… que jamás ha funcionado: ¿no creen?

Sin embargo, el video más escalofriante lo encontramos en el de la derecha, donde vemos al Dr. Jonathan Turley, prestigioso decano de la facultad de derecho de la Universidad George Washington, quien durante AÑOS ha dictado cátedra en la materia a través de la televisión norteamericana, advertir que el Presidente Obama tiene la potestad (mediante la Ley S1867) de, incluso, MATAR (kill) a los norteamericanos, dentro o fuera del territorio nacional, a quienes él considere PUDIERAN SER terroristas domésticos, sin necesidad de cargos, sin juicios… sin el sagrado derecho a la defensa: ¡que no se mueva nadie!  El televidente que llama al Dr. Turley, le pregunta (lo que se preguntan millones y millones de norteamericanos a raíz de la promulgación de esta horrippilante ley) si la Corte Suprema de Justicia (norteamericana) no puede hacer algo al respecto.

Bien.  Espero haberlos introducido a la materia.   Les sugiero que no se queden aquí… que investiguen.  Tenemos, hoy en día, todos los elementos para la investigación a fondo de cualquier tema.  Estados Unidos de América está al borde del abismo, tanto en lo social como en lo económico y, sobre todo: ¡en lo político!  Muy pronto allá abajo, los lacayos del régimen no podrán seguir utilizando al gobierno norteamericano como “el coco de las naciones tercermundistas”.  Al menos tendrán que dejar de acusarme de “pitiyanki”, si eso significa un incondicional al gobierno norteamericano, pues – como ven – me he convertido en uno de los “más radicales opositores” al gobierno yankee… y, arriesgándome a que uno de estos días me acusen de “terrorista doméstico”, le dedico gran parte de mi tiempo a alertar a los norteamericanos de la misma manera y con la misma insistencia que desde el año 2002 estoy alertando a los venezolanos… sin mucho éxito, claro está.

Culmino este largo trabajo recomendándoles que revisen el artículo de Drew Zahne (traducido al español), titulado “El Camino de Obama Hacia el Socialismo”, reproducido – por cierto – por la cadena Univisión, la cual no se destaca, precisamente, por ser muy derechista que digamos.  En el mencionado artículo podremos conocer cómo el Partido Comunista de Estados Unidos llama a sus aliados a unirse detrás de la Oficina Oval (La Casa Blanca), designando a Obama como el conductor de la ruta hacia el socialismo.

No hay otro camino, otra ruta para los venezolanos de bien que “La Guarimba”, tal y como se la sugerí a mi amigo “Fulanito” hace unos días.  Es sublevarnos o vivir de rodillas bajo la bota de este sistema satánico y perverso que es ahora cuando agarra la fuerza soñada por Marx y Lenin, hace mucho más de un siglo.

Robert Alonso

Miami 6 de mayo de 2012

 

Lectura y videos sugeridos para una mayor investigación: